¿Qué es la estafa nigeriana?

La estafa nigeriana, conocida por otros términos como Estafa 419 (por el artículo que la condena del código penal de Nigeria) consiste en hacer creer a la víctima que puede recibir una fuerte suma de dinero si le «ayuda» al estafador a mover, sacar, cierta cantidad de dinero (en el orden de varios millones) de un país en guerra, en crisis, producto de dinero malhabido, robo, una herencia etc.

A veces la misma estafa consiste en un correo supuestamente de un banco, en el que un depositante con un apellido similar al de la víctima, que ha fallecido, tiene varios millones de dólares en una cuenta y, al no haber heredero conocido, le hacen creer a la víctima de que, como se tiene el mismo apellido, se puede hacer de ese dinero.

También es posible que se nos indique que hemos ganado una lotería en la cual no hemos participado y, como es en otro país, tenemos que hacer gestiones (pagos) para acceder al dinero.

Lógicamente, y aquí viene la parte importante de la estafa, para que la víctima pueda acceder a este monto (o un porcentaje de este monto) el estafador le hace creer que es necesario destinar ciertos montos iniciales para acelerar o activar el proceso. Pues, todo según el estafador, es imprescindible corromper al gerente del banco, al oficial gubermanental que tiene acceso al dinero, etc.

Con estas argucias el ladrón pretende que la víctima envíe esos montos para avanzar en el trámite. Una vez que la víctima, producto de su avaricia y deseos de hacerse con esa fortuna «prometida», envía ese dinero, el ladrón le seguirá pidiendo más y más, siempre con falsas promesas y nuevos problemas presentados (interferencia de jueces, aduanas, servicio de impuestos, etc).

El objetivo es extraer la máxima cantidad de dinero de las víctimas mientras se pueda.

Cómo evitar caer víctima de estas estafas?

  • El dinero fácil no existe: si nos prometen regalarnos o acceder a una fortuna. Esto debe de inicio despertarnos fuertes sospechas.
  • Si nos solicitan dinero para avanzar en un trámite para entregarnos dinero de vuelta. Esto debe despertarnos sospechas
  • No deben hacerse envíos a desconocidos por medios de transferencias de cualquier tipo, pero muy específicamente por sitios como Western Union, Moneygram etc. Y tampoco se debe aceptar enviar transferencias bancarias al exterior a nombre de desconocidos.

Insistimos una vez más: no existe el dinero ganado fácilmente, todo intento de «regalarnos» dinero obtenido de formas no claras no es más que un intento de estafarnos (ayudar a un desconocido, lotería, etc).

En la mayoria de las ocasiones es totalmente imposible recuperar el dinero pagado ya que el ladrón usa una red de testaferros a nivel internacional la cual se vuelve casi imposible de rastrear. Se puede presentar una denuncia en la fiscalía para que se intente seguir el hilo de la estafa sin embargo insistimos en que la protección está en nosotros mismos al detectar desde un inicio que nos están tentando con promesas falsas de ganancias rápidas.

Adjuntamos un ejemplo de caso típico de estafa. Como se puede ver se supone que es una general del ejército norteamericano (el nombre incluso puede ser válido!) que sirve en siria pero con el fin de la guerra en iraq (¿¿¿no era siria???) se ha hecho de un dinero que quiere compartir y desean nuestra ayuda. Ya, desde este mismo instante es claro que es una estafa, buscan tentarnos con dinero fácil pero, eso sí, nunca llegará, solamente usarán a la víctima para pedirle transferencias a un tercer país hasta agotarle los ahorros mientras la víctima busca ansiosamente le envíen el dinero prometido

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.