Actualizando CentOS

La experiencia nos demuestra día a día que la mayoría de los ataques están ocurriendo a servidores Linux. ¿Por qué? ¿No es tan bueno Linux?, preguntan algunos.

Sí, Linux es bueno, pero es hecho por seres humanos, y contiene aplicaciones hechas por seres humanos. Y los seres humanos cometen errores. Y las aplicaciones pueden contener y contienen errores que se encuentran y corrigen.

Entonces, es extremadamente saludable mantener actualizado nuestro servidor Linux. Si mantuviéramos actualizado el Sistema Operativo y las aplicaciones que lo contienen, estaríamos evitando ataques de seguridad conocidos, que son aquellos que ocurren a través de fallas de seguridad publicadas, conocidas. Que podríamos evitar con mantener el sistema actualizado.

Primeros pasos:

En CentOS-6 podemos y debemos instalar yum-presto, que es un plugin de yum, el actualizador, que nos permitirá bajar solamente las diferencias entre dos paquetes, no el paquete completo. Esto acelera el proceso de actualización, para ello ejecutamos:

  •  yum install yum-presto

Esto funciona en las versiones de CentOS-6 en adelante y Fedora

¡Ahora, actualicemos!

Bueno, actualizar CentOS es un proceso simple y poco complicado. Partimos del hecho de que todos los paquetes los tenemos instalados del fabricante, todos son rpm. Entonces simplemente hacemos:

  • yum update

Comenzará buscando los repositorios de mi CentOS y viendo los paquetes a actualizar.

 Nos confirmará que queremos actualizar y …..

¡Bingo! ¡Ya tenemos nuestro servidor actualizado!

Lógicamente podemos tener una o dos actualizaciones, o si llevamos tiempo sin actualizar podríamos tener cientos de ellas. El caso es que podemos tener la tranquilidad de que luego del proceso todas las aplicaciones estarán instaladas.

En este enlace podemos ver un conjunto de pasos que podemos seguir cuando se va a realizar el proceso de actualización.